Radicales libres, la verdad del envejecimiento. 

Buenas tardes, ¿qué tal os va ese verano? Espero que todo bien. Después de tiempo sin escribir vuelvo cargado de ganas para este mes de agosto que empieza mañana. Hoy os traigo un tema, sin duda de actualidad, y que muchas personas pasamos por alto a la hora de nutrir bien nuestro cuerpo, los radicales libres.

Los radicales libres son estructuras químicas muy inestables que se forman en el interior de nuestro organismo por procesos metabólicos del día a día (estrés oxidativo) que, desgraciadamente, pueden derivar en consecuencias negativas como por ejemplo: generación de radicales oxígeno, siendo el más conocido el hidroxilo (OH), y procesos de peroxidación lipídica. Como indicamos antes el radical hidroxilo es el más conocido, pues es la base de problemas en alteraciones de enzimas, proteínas, y ácidos nucleicos, ya que se trata de una especie química extremadamente reactiva. Lo más importante, y que hoy en día se estudia en profundidad, es la intima relación que tienen estas especies con el envejecimiento y el cáncer, lo que tratamos de evitar toda la humanidad. Para combatir contra los radicales libres tenemos estructuras defensivas, los sistemas enzimáticos, pero estos, en condiciones extremas, no pueden solos, por eso es muy importante el cómo nos nutrimos.

El mayor ayudante de este complejo enzimático de defensa son los antioxidantes, sobretodo la vitamina E, C y el glutatión, así como la familia de los flavonoides. Estos antioxidantes actúan en la reacciones de oxidación, terminándolas y evitando los intermediarios de estas que producen los famosos radicales libres.

Tras esta breve explicación, aunque un poco técnica, entendible, pasemos a ver cómo podemos ayudar a nuestro organismo a eliminar radicales libres mediante una buena nutrición.

Algunos alimentos son claves en este tema, pero sobretodo destacan el aceite de oliva, primordial alimento de la dieta mediterránea, algunas frutas como (ordenadas de mayor a menor carácter antioxidante): fresas, ciruelas, naranjas, uvas rojas…; algunas verduras como (ordenadas de mayor a menor carácter antioxidante): acelgas, cebolla roja, brócoli, espárragos, judías, ajos…; y las infusiones de té, predominando en estas las de té negro.

Teniendo en cuenta estas consideraciones una dieta rica en aceite de oliva, que además proporciona gran cantidad de grasas insaturadas, frutas, verduras y al menos 1 té/día, sería clave para ayudar a nuestro organismo a eliminar los radicales libres que puedan formarse. En mi caso, como la industria alimentaria está cada vez peor en cuanto a conservación de nutrientes, la fruta y la verdura siempre trato de conseguirla ecológica o lo más próximo a esto, pues en supermercados y grandes plataformas, nos encontramos las famosas frutas y verduras “inmortales” que duran tiempo y tiempo en el frigorífico o en la cesta. Hoy en día la ecología de los productos es un mundo de gran futuro.

667837668

Algunas recetas que os puedo proporcionar son las siguientes:

  • Zumo rojo: 10 fresas, 2 naranjas, 3 rodajas de piña y agua.
  • Popurrí de verduras al vapor: brócoli, pimientos verde y rojo, espárragos verdes y sal al gusto.
  • Ensalada verde: acelgas, espinacas, rúcula, maíz y zanahoria. Aliño: aceite de oliva con ajo y un toque de pimienta.

Espero que disfrutéis del post y os sirva para mejorar vuestra nutrición personal. ¡Nos vemos en el siguiente!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s