Quinoa, nuestro nuevo aliado.

Buenas tardes compañeros!

Os expongo aquí hoy una breve entrada relacionada con un alimento, conocido hace miles de años, que se está poniendo muy de moda actualmente. Se trata de la quinoa, un tipo de pseudocereal, comercializado por todo el mundo pero generado, única y exclusivamente, en varios países de latino-américa, como son Bolivia y Perú.

red-quinoa-2

Con diferencia ante otros cereales como el arroz, el trigo, el maíz…, posee una mayor cantidad de proteínas, o mejor dicho aún, más elevada cantidad de aminoácidos, pues posee los 8 esenciales que necesita nuestro organismo, ya que no somos capaces de crearlos. También, posee más cantidad de grasas que estos, en su mayoría poliinsaturadas, destacando su alto contenido en ácido linoleico (omega-6). En cuanto a los carbohidratos debemos destacar su gran concentración de almidón y fibra. Entre las vitaminas y los minerales destacan sobre todo las del grupo B, fósforo y magnesio.

Beneficios-de-la-quinoa

Pero… ¿Por qué es tan buena?

Bien, como ya os he dicho, tiene los 8 aminoácidos esenciales, los cuales al no poder sintetizarlos por nuestros propios medios dentro de nuestro organismo, tenemos que ingerirlos de manera diaria en la dieta. Estos son ideales para mantener un correcto funcionamiento de tareas vitales como, correcto crecimiento durante la infancia, mejora del rendimiento del cerebro, evitar la formación de enfermedades mortales como la aterosclerosis. Por otra parte, también su contenido en omega-6 cumple una función esencial para nuestro organismo también. Finalmente, el alto contenido en almidón, fibra, vitaminas y minerales hacen de esta semilla, un alimento imprescindible en nuestra dieta.

dsafsdafdsa

Ahora bien… ¿Con qué podemos mezclarla? 

Existen gran variedad de recetas que incluyen este pseudocereal. Mi favorita por excelencia es el revuelto de verduras, quinoa y huevo, que es el que os voy a mostrar hoy. Receta para 1 persona. Veamos los ingredientes:

  • 3 cucharadas soperas de quinoa.
  • 2 zanahorias.
  • 1 tomate.
  • 1/2 calabacín.
  • 1 ajo.
  • 1 taza de espinacas picadas.
  • 2 huevos.
  • 4 cucharaditas de aceite de oliva virgen.

Para comenzar pondremos el aceite en la sartén junto a los ajos. Cuando adquieran un color dorado, añadiremos las zanahorias, el calabacín y las espinacas. Cuando estén hechas más o menos, añadimos el tomate picado muy pequeño. Mientras esto se hace realizamos en un caldero pequeño con 1 vaso y medio de agua y una pizca de sal, que llevaremos a hervir, la quinoa. Una vez este hecha la añadimos a la sartén y para finalizar echamos los huevos, tras ser batidos.

Espero que lo degustéis, es sin duda alguna una delicia. Nos vemos en la próxima entrada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s