“Dieta paleolítica ¿Crees en el estilo de vida de nuestros ancestros? I”

Buenas tardes compañeros, ya tenemos aquí la esperada entrada sobre la dieta paleolítica, tan famosa actualmente, sobre todo en el mundo deportivo. Para poder hacerla de una forma más completa y no aburriros contándolo todo en una entrada, vamos a dividir esta entrada en dos partes. En esta primera, vamos a hablar sobretodo de su fundamento nutricional, en el que daré mi opinión; y en la segunda parte tendremos más tiempo para comentar aspectos más científicos, obviamente, siempre con estudios que lo verifiquen. Dicho todo esto, ¿estáis listos para saber un poco más?

Para comenzar y saber de lo que hablamos, debemos de definirla. “La dieta paleolítica, más que una dieta es un estilo nutricional que hace referencia al uso de alimentos que encontramos en el paleolítico, es decir, se basa en la alimentación de nuestros ancestros de la edad de piedra y posteriores”.

Estos basaban sus ingestas en frutas, vegetales (verduras + hortalizas), semillas, frutos secos, animales de caza y pastoreo (conejos, pollos, cabras, vacas, pescados, huevos…), especias y hierbas. Evitando, como no, alimentos como leguminosas y cereales procesables (trigo, maíz, cebada…), azucares simples (azúcar de caña, miel…) y evidentemente, grasas transgénicas o hidrogenadas, y alimentos procesados. Este fundamento viene dado por su filosofía de que el ser humano esta dotado de un sistema capaz de almacenar una cierta cantidad de hidratos de carbono, de tal modo que si fomentamos un consumo superior a esa cantidad, lo que sobra es almacenado en forma de grasa, que posteriormente utilizaremos. Es por ello que en la pirámide alimenticia paleolítica tenemos en la base los vegetales, que aportan poco valor calórico y poca cantidad de hidratos de carbonos.

Desde mi punto de vista, evidentemente una humilde opinión, las reservas de hidratos de carbono son bajas, y el exceso produce almacenamiento de estos en forma de grasa, si, pero creo que, a diferencia de nuestros ancestros, que estaban acostumbras a comidas entre largos periodos de tiempo, la evolución de nuestro organismo causada por comer más en periodos más cortos, la invención de nuevos alimentos y la remodelación de técnicas culinarias, nos ha brindado una capacidad mayor de almacenamiento de carbohidratos, pudiendo hacer la ingesta de estos más elevada.

Pasemos ahora a dar diferentes puntos de vista acerca de esta dieta y sus puntos bajos

  • La dieta paleolítica fomenta el consumo de alimentos saludables como son los vegetales, las frutas o las semillas, pero, sin embargo, no se tiene en cuenta el daño que ha causado la industria alimentaria a nuestra sociedad, que cada vez es más consumidora. Algunos de estos daños son los plaguicidas, los sustratos llenos de químicos o la contaminación del agua, que provocan un cambio y una degeneración de estos alimento, por tanto los alimentos que marca este estilo de vida, tienen poco que ver con los de aquella época.
  • Al igual que pasa con los vegetales, pasa con las carnes, el exceso de sustancias químicas en estas, degenera y deteriora estos productos, diferenciándolos, mucho, de sus ancestros.
  • Pero no solo hay que tener en cuenta esto, debemos de mostrar atención en otros aspectos como la conservación de estos alimentos. A veces no nos damos cuenta, pero consumimos frutas, verduras o pescados que no son de temporada, sino que se han cogido en dicha temporada, se han conservado y se venden en diferentes épocas del año, lo cual en aquellas épocas no se hacia, se comía lo que había.
  • Todo esto, unido a las nuevas técnicas de alimentación, como son las radiaciones, hace de nuestros alimentos, un mundo nuevo que no todos conocemos. El utilizar el microondas o técnicas similares, fomenta una desaparición casi radical de los nutrientes de dichos productos, y muchas veces no lo tenemos en cuenta.

Por lo tanto, como conclusión de esta entrada podemos sacar que la dieta paleolítica, no es mala, pues fomenta el consumo de alimentos ricos en nutrientes saludables, como grasas procedentes de aceites de pescados o frutos, antioxidantes procedentes de la fruta o vegetales; pero si que me parece incompleta y algo difícil de cumplir. Si por algo los hábitos alimentarios saludables actuales son diferentes es porque hemos descubierto que aplicando variaciones a nuestras dietas, obtenemos diferentes beneficios. Una forma de completar esta dieta sería añadiendo una parte más grande de hidratos de carbono proveniente de cereales, siempre sin procesar, es decir, de grano entero, los cuales cumplen una serie de beneficios científicamente demostrados; y algún lácteo, sobre todo en forma de yogur, pues sus beneficios para nuestra microbiota están más que demostrados.

Espero que os haya gustado, nos vemos en la siguiente entrada!!

Anuncios

One response to ““Dieta paleolítica ¿Crees en el estilo de vida de nuestros ancestros? I”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.