“Dime qué haces y te diré quién eres (III)”

Buenas tardes compañeros, espero que todo vaya genial!

Hoy nos volvemos a ver, para traeros la última entrega de esta bonita trilogía. El tema a tratar es: “factores que afectan a la alimentación de una persona”, el cual nos va a mostrar cuales son los posibles agentes que interfieren en nuestra buena nutrición. Para llevarlo a cabo de una forma ordenada y que no os perdáis ningún aspecto, vamos a dividirlo en tres puntos fáciles y sencillos. Comencemos!

  • Factores ambientales: Estos son los agentes externos que, pueden o no, crear una alteración en nuestro estilo de vida, influyendo así en nuestra alimentación. Dentro de estos tenemos como principal:
    • Contaminación: Desde hace algunos años se ha estado investigando sobre como afecta este fenómeno al ser humano, sin darnos cuenta de que el principal causante de esta, somos nosotros mismos. Ahora, cuando comienza a ser demasiado tarde, comprendemos que debemos de frenarla, sin embargo, no tenemos muchos recursos para ello. Entre las posibles alteraciones que puede causar, se encuentra como principal y más importante, la afectación a nuestros pulmones, aunque, si bien es cierto, no solo debemos de prestar atención a la polución presente en la atmósfera, sino también a la presente en los alimentos que consumimos en forma de tóxicos (pesticidas, herbicidas…) Airear nuestros pulmones paseando por lugar vegetativos a menudo, viajar a lugares donde la contaminación es nula o baja, y comiendo alimentos ecológicos o lo más cercano posible a estos en lugar de comer alimentos ricos en pesticidas o herbicidas, son buenas formas de mantener alejado este fenómeno.

cont.png

  • Factores sociales: Son los que causa la sociedad en la que vivimos que, por desgracia, muchas veces no es la más correcta para llevar a cabo un estilo de vida saludable. Dentro de estos tenemos dos:
    • Estrés: La ambición del ser humano por querer más, más y más, le ha llevado a tener que trabajar más para conseguirlo. Muchas veces este exceso competitivo, tiene un reflejo claro que es el estrés. Se trata de un fenómeno psicológico que aparece en la persona cuando el nivel de actuación de esta sobre una determinada acción está por encima de lo posible. Esto repercute de manera negativa en nuestro estilo de vida hasta tal punto que, en numerosos estudios, se relaciona la creación de radicales libres (peligrosos para nuestro organismo) y pérdida de facultades comunes (aparición de bloqueo) con este hecho. En la alimentación entra directamente en juego cuando, por tener una cantidad grande de tareas que realizar, dejamos de comer o desajustamos nuestro horario de comidas, factor muy importante a la hora de llevar a cambo un estilo de vida saludable. El deporte, la organización, la practica de actividades como el yoga, y el consumo de frutas y verduras ricos en antioxidantes, nos ayudarán a evitar que nuestra mente se colapse.
    • Obesidad: La publicidad de las grandes marcas de comida basura o procesada, manejada por la ambición de tener más poder y dinero, mezclado con el punto anteriormente hablado, ha llevado a que un gran sector de la población general sea adicto a estas, provocando un fenómeno maligno y generalizado, hasta tal punto de ser una epidemia, conocido como la obesidad. A este hecho también contribuye el “ambiente obesogénico” en el que nos movemos hoy en día… La televisión, las tablets, los smartphones, la revolucionaria industria tecnológica se suma a esta labor también, propiciando un efecto llamado “sedentarismo”, del que ya hemos hablado con anterioridad en otros posts. El deporte y una buena alimentación, son, sin duda alguna, la mejor forma de erradicarla.

estres+obesit.png

  • Factores personales: Estos tienen menos relevancia en relación con la alimentación, pero conducen, sin duda alguna, a un deterioro de nuestro organismo. Hablo, por supuesto, de la higiene postural, tan importante en nuestro día a día. Los puntos tratados anteriormente, dan lugar a que pasemos muchas horas sentados o de pie, lo que nos lleva a colocarnos de la forma más cómoda posible, aunque no siempre es la mejor. Este hecho fomenta el desajuste de músculos, huesos y articulaciones, llevando a estos a posiciones incorrecta y causándonos, en muchas ocasiones, dolores. Es por esto que debemos de ser conscientes de que tenemos que cambiar. Algunas formas de hacerlo son:
    • Corregir las posturas, sobre todo cuando estamos sentados.
    • Práctica de deporte que nos hace evitar los dolores y propicia una relajación mental y cierta liberación.
    • No mantener mucho tiempo “el culo pegado a la silla”. Levantarse a menudo, si sabemos que vamos a estar mucho tiempo sentados, dará lugar a una bajada de la tensión y un estiramiento de nuestro cuerpo.

h postural.png

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado y que lo llevéis a la práctica, tras reflexionarlo! Nos vemos en el siguiente post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s