¿Qué sabes del azúcar?

Buenos días compañeros…

Hoy volvemos a la carga, para traeros una entrada acerca de un gran depredador dentro de la nutrición, como es el caso del azúcar, y digo depredador, por el simple hecho de que funciona como amigo nuestro para darnos lugar a un mejor gusto a la hora de ingerir un alimento de carácter poco dulce, pero tiene un oscuro lado, que cuando lo descontrolamos, podemos, incluso, perder el control de la situación.

En nuestro organismo tenemos una serie de hormonas que se encargan de controlar nuestro metabolismo y nuestro apetito. Una de las más importantes es la leptina, pues se encarga, cuando está desregulada, de provocar esas ansias de comer dulce, que muchas veces nos llevan a perder el control ingiriendo comida.Se sabe que esta relacionada con la mayoría de trastornos del metabolismo, como son la diabetes mellitus tipo II, la obesidad, el síndrome metabólico… ¿Pero, que es lo que tiene para que nos provoque esto?

Bien, el azúcar, como se sabe también, activa ciertos puntos del cerebro que nos dan como respuesta, una sensación de placer, que muchas veces buscamos cuando estamos desesperados, estresados, depresivos o angustiosos. Este tipo de activación se da por liberación de dopamina, un neurotransmisor que liberamos en grandes dosis cuando se da un acto de recompensa, como es por ejemplo, portarnos bien y darnos un caramelo. Es muy similar a las ansias de cocaína que tiene un drogadicto. Es por ello que el principio del descontrol se da cuando entramos en uno de estos estados de ánimo, pues cuanta más azúcar consumimos, nuestro cerebro libera más dopamina antes de la recompensa, produciendo la sensación de ansia, y no después de esta, lo que hace que el efecto sea más débil, y por tanto necesitemos más cantidad de sustancia para producir la sensación de placer. En la siguiente imagen vemos que la liberación más normal está situada en el cerebro normal, con manchas rojas.

Esto, sin ir más lejos, es lo que produce una de las grandes industrias de la alimentación, como es el caso de Coca Cola, o por ejemplo, muchas cadenas de comida basura: McDonald’s, Burger King, KFC…

Pero, ¿Qué pasa con los edulcorantes que no tienen valor calórico, pero que aparecen en muchos productos bajos en azúcar o sin esta presente? Pues bien, según algunos estudios, como el de la universidad de Connecticut, aseguran que producen exactamente el mismo efecto, aunque se disminuye, en cierto modo y en muy pequeña cantidad, el riesgo de engordad descontroladamente. Por tanto, la recomendación para estos casos es no excedernos de ese 10% de azúcares, provenientes de hidratos de carbono, diarios, y a ser posible, consumir azúcares puros, dejando los refinados de lado. De este modo, estaremos evitando muchos problemas, incluidos el “pack que ofrece” la obesidad.

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado y nos vemos en la próxima entrada!

“Galletas Oreo, más adictivas que la cocaína”

“El azúcar, la droga más peligrosa”

Anuncios

2 respuestas a “¿Qué sabes del azúcar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.