¿Miras la etiquetas de los productos que consumes?

Buenas noches compañeros!

Volvemos con un tema bastante interesante en el mundo de la nutrición y la alimentación y en el que no todos paramos a conocer del todo. Hablamos del amplio mundo de la etiqueta nutricional. Como bien sabréis esta, es el punto de información del producto que vas a comprar y consumir, es decir, es, por así decirlo, el DNI del alimento.

Como casi todo en la industria alimentaria, lleva consigo un amplio tocho de leyes que regulan este insignificante “trozo de papel”, pero a veces, aunque la ley estipula que ha de ser clara y entendible, es controvertida y confusa.

Según la última rectificación de la ley, que entró en vigor este año, las etiquetas deben reflejar obligatoriamente el contenido energético, las proteínas, las grasas, las grasas saturadas, el azúcar, los hidratos y la sal, y opcionalmente el resto de parámetros. Se debe de registrar las fechas, el lote, el peso… Todo esto parece muy correcto, pero donde, verdaderamente, se causa confusión al consumidor y, desde mi punto de vista, no esta regulado de ningún tipo, sino que hay mucha “cancha libre” es en los ingredientes de cada alimento, pues hay una serie de elementos (edulcorantes, colorantes, grasas trans…) que, pueden, en el caso de las grasas trans, ser perjudiciales para la salud. Es una de las muchas cosas contrapuestas que tiene la nutrición hoy en día, las grasas trans son perjudiciales, pero, sin embargo, aparecen en determinados productos, casi siempre los que más nos gustan (galletas, helados, postres…)

etiq

Lo verdaderamente importante de todo esto, es que hay ciertas instituciones públicas “sin ánimo de lucro” que avalan el consumo de estos productos, sin pensar siquiera en el daño, solo en la “ganancia” que en este caso es “publicidad”. Es el caso de numerosas galletas que están aprobadas para el consumo de niños. ¿Podría ser este tema crucial para disminuir la obesidad infantil que acusa tanto a nuestro país? Dejémoslo estar.

Mi recomendación más sincera es la lectura de estas etiquetas a la hora de comprar, pues, viendo varias y comparando os daréis cuenta de la realidad que os cuento. Para demostrar, en gran parte, este hecho, vayámonos a ver imágenes.

competiq.png

Al final de este post, os dejo un enlace fiable, sobre cómo emplear correctamente estas etiquetas.

Nos vemos en la próxima entrada!!

Buen uso de las etiquetas nutricionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.